¿Qué podemos hacer con un dron recreativo?

¿Qué podemos hacer con un dron recreativo?

¿Qué podemos hacer con un dron recreativo? Pues resulta que la nueva regulación de 2018 aporta novedades a la forma en que podemos usar nuestros drones. Así que si ya usas un dron de forma recreativa o estás pensando en hacerlo, te conviene informarte. Ten en cuenta que las sanciones pueden llegar a 225.000 euros. La cantidad da un poco de miedo.

Lo primero que hemos de tener claro es que una cosa es el uso profesional de los drones y otra cosa su uso en plan aficionado. Para hacer un uso profesional, lo primero que hay que hacer es tener la formación adecuada. Evidentemente, eso no se consigue leyendo un post de nuestro blog. Así que vamos a centrarnos en las cosas que debe saber un aficionado a pilotar drones de forma recreativa.

El 30 de diciembre de 2017 se publicó el Real Decreto que regulaba el uso civil de las aeronaves pilotadas por control remoto. Lejos de lo que se puede leer en algunos sitios, las posibilidades para volar un dron de uso recreativo son más amplias. Anteriormente a este Real Decreto las posibilidades se limitaban, prácticamente, a zonas rurales.

Lo primero que debemos saber es que para volar un dron con fines recreativos hemos de hacerlo lejos de edificios y personas, con la luz del sol y solo en caso de que las condiciones meteorológicas no reduzcan la visibilidad. Se ha de mantener el contacto visual con la aeronave mientras está en vuelo y no puede volar por encima de los 120 metros de altura. Su uso en espacios aéreos controlados está prohibido y debe superar la distancia de 8 kilómetros de aeropuertos  y aeródromos. Los vuelos nocturnos se pueden realizar, de forma excepcional, si el dron en cuestión tienen un peso inferior a 2 kg, pero con la limitación a 50 metros de la altura máxima. En el caso del uso de gafas FPV se ha de mantener, igualmente, el contacto visual con la aeronave. De no ser posible, es necesario contar con una segunda persona que se encargue de mantener contacto visual tanto con la nave como con el piloto.

Los drones de un peso de hasta 250 gramos podrán volar aún incluso por encima de personas y edificios siempre que el vuelo esté dedicado a fines recreativos exclusivamente y, en ningún caso, con fines comerciales. No se deben sobrepasar, en este caso, los 20 metros de altura y no se debe molestar a terceros.

El incumplimiento de alguna de estas normas, al margen de los daños que pudieran causar, es origen de sanciones económicas. Si la infracción se considera leve la multa estará comprendida entre los 60 y los 45.000 euros, entre los 45.001 y los 90.000 euros en el caso de las sanciones graves y hasta 225.000 euros si la falta se considera muy grave.

Gracias por leernos. Comenta lo que consideres oportuno.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Drones ComprarDrones Comprar
HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: